Los porqués de las lágrimas: llorar sigue siendo un gran misterio para la ciencia contemporánea

Llorar, como lloramos los humanos, es un misterio. Sí, sí. Un misterio. Es cierto que conocemos los mecanismos fisiológicos, psicológicos e incluso sociales que hay detrás de las lágrimas y, sin embargo, desde un punto de vista científico, llorar (lo que entendemos todos por “llorar”) sigue siendo en gran parte un terreno lleno de incógnitas.

Algo que compartimos los humanos...

Eso es curioso: todos lloramos y desde bien pequeños. Los bebés lloran cuando sienten hambre o dolor. Recién nacidos el llanto parece servircomo una forma de mantenernos vinculados a nuestra madre, pero es algo que mantenemos a lo largo de toda nuestra vida: algunos de los estudios más concienzudos nos dicen que los seres humanos lloramos en 2500 y 5000 veces durante nuestra vida adulta

Y, por si alguien se lo está preguntando, no, no es algo propio de nuestra cultura, es un universal cultural. En las últimas décadas los antropólogos han ido recogiendo cada vez más evidencias de que lo que llamamos el “llorar emocional” (para distinguirlo de las lágrimas que sirven para hidratar el ojo) es una conducta tan universal como la risa. Es decir, se produce en todas las culturas.

Es más, los estudios transculturales han descubierto que no solo forma parte del repertorio básico de todos los grupos humanos, sino que juega un papel importante a nivel social. Un buen ejemplo son los estudios que diseccionan las ceremonias y rituales en torno a nuestros seres queridos en las distintas culturas conocidas: Excepto quizás algunas comunidades locales de Bali (donde se cree que las lágrimas pueden perjudicar al fallecido en su otra vida), todas las culturas parecen tener asociado el llanto con el duelo de una forma u otra.

...pero sólo los humanos

Y es que llorar parece ser es un rasgo exclusivamente humano. Darwin, que llegó estar bastante obsesionado con el tema y se dice que envió un amigo a comprobar las famosas lágrimas de elefante, ya afirmó que el llanto es una de las “expresiones específicas del hombre”.

Hasta donde se sabe, ninguna otra especie produce lágrimas emocionales. Hay algunos informes, leyendas y rumores que hablan de este tipo de lágrimas en gorilas o elefantes, pero las evidencias sobre ello son insuficientes. Incluso algunos de sus grandes defensores (gentes como Jeffrey Moussaieff Masson y Susan McCarthy, autores de "Cuando los elefantes lloran") han terminado reconociendo que, probablemente, los paquidermos no lloran como nosotros.

Fuente: xataka

 

e-max.it: your social media marketing partner