El 23 de abril de 2013, el presidente de la Conmebol, Nicolás Leoz, ofreció una rueda de prensa en Luque, Paraguay. AFP

Fútbol, 22 de septiembre 2020

 

El 21 de julio del 2015, la Unidad de Inteligencia Financiera del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (FinCEN) recibió un Reporte de Actiividad Sospechosa sobre 13 personas: una de ellas era María Clemencia Pérez de Leoz, la esposa del fallecido Nicolás Leoz (quien a esas alturas ya estaba también imputado por la justicia estadounidense). Para ese entonces, habían pasado 55 días del histórico operativo judicial sobre altos dirigentes de la FIFA.

El reporte de operación fue enviado por el Deutsche Bank Trust Co. Americas (DBTCA) debido a sospechas sobre el origen de los fondos y transferencias que estaban realizando 13 personas y empresas vinculadas al escándalo del fútbol. El informe aclaraba que lo hacía tras el comunicado de prensa del Departamento de Justicia de los EE. UU. donde se anunciaron 47 cargos contra nueve dirigentes de la FIFA y cinco empresarios acusados entre otras cosas, de conspiración para el crimen organizado, fraude, sobornos, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito junto con prácticas comerciales corruptas en un esquema que habría durado 24 años.

El DBTCA consignó que hicieron una investigación interna de transacciones que envolvieron a los sujetos mencionados y que hallaron 109 transferencias enviadas entre el 31 de julio del 2008 al 28 de mayo del 2015 por un valor total de $13 430 506. Varias de estas transferencias coinciden con algunos de los nombres que divulgaba en ese entonces la justicia así como otros dos nombres estaban directamente vinculados a los denunciados decía el DBTCA.

 

Cheques consecutivos

Sobre María Clemencia Pérez de Leoz, el DBTCA aclaraba que el 19 de febrero del 2015 ya habían puesto un reporte de operación sospechosa sobre la señora por llamativos cheques secuenciales que habían sido depositados en el 2014.

Según el reporte donde la mencionaban explícitamente, el 24 de setiembre del 2010 Pérez hizo una transacción por $83 674,91. Relataban que además de la mencionada transferencia bancaria, el DBTCA identificó una secuencia de cuatro cheques consecutivos y en dólares a nombre de María Clemencia Pérez de Leoz por un total de $300 000 que fueron depositados en un lapso de tres meses. Según el documento, desde el 3 de mayo al 29 de agosto del 2013 cuatro cheques terminaron en el Banco BSI SA de Suiza (en el 2016 la fiscalía suiza le abrió al citado banco un procedimiento criminal por sospechas de deficiencia interna para comisión de delitos por parte del fondo soberano malasio).

El Banco hizo una revisión e informó que los cheques con números consecutivos salieron desde el BBVA en Paraguay y fueron a través del Wachovia Bank N.A., N.Y International Branch hasta llegar al BSI . “Este tipo de depósitos podría constituir lavado de dinero y/o intento de estructurar transacciones para ocultar pagos más grandes”, decía el DBTCA.

El reporte finalizaba diciendo que identificaban a María Clemencia Pérez como la esposa de Nicolás Leoz, presidente de Conmebol desde 1986 hasta el 2013; consignaban además que el mismo había recibido la ciudadanía colombiana en el 2008.

Nuestro diario contactó con la señora Pérez quien respondió de manera escueta un largo cuestionario que le fue remitido en nombre de ABC, Connectas y El Espectador de Colombia. Alegó desconocer las actividades de su difunto esposo y que nunca fue investigada por la justicia de EEUU, Colombia ni Paraguay.

 

Dirigentes y empresarios reportados

El Reporte de Actividad Sospechosa también incluyó al argentino Alejandro Burzaco quien hizo unas nueve transacciones por un valor de $2 996 500 entre el 10 de marzo del 2010 al 26 de noviembre del 2013. El ejecutivo vinculado a la empresa argentina Torneos SA daba como su dirección una cuenta en Florida en conjunto con Adriana N. Gardonio, su ex esposa y otra cuenta con su hijo Matías, quien reportaba como empleo la empresa “Torneos y Competencias” durante el Mundial del 2010.

El británico Costas Takkas, exsecretario de la Federación de Fútbol de las Islas Caimán y extitular de la Concacaf (Confederacion de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol) y quien también fue preso aparece reportado con dos transacciones por $55 000.

El uruguayo estadounidense Eugenio Figueredo (exvicepresidente y expresidente de Conmebol además de presidente del Comité Organizador del Mundial 2014 de Brasil) y su esposa María del Carmen Burgos también fueron reportados. El primero –que fue arrestado también en Suiza en mayo del 2015 por el FBI-, movió con el DBTCA unos $174 000 y aseguraban que tenía señales de alerta de que podría haber estado realizado lavado de dinero con un flujo que incluía empresas offshore en Panamá que usaban un banco suizo. Su esposa María del Carmen Burgos Mercado fue reportada por tres transacciones por un total de $100 000; el documento dice que ambos invirtieron millones en propiedades localizadas en el sur de California (EEUU). Las actividades de la esposa de Figueredo incluían pagos originados en una offshore de Panamá que usaba un banco suizo.

El argentino Hugo Jinkis, ejecutivo de Full Play Group, también fue reportado por 25 transacciones donde movió unos $1 068 109,31 al igual que el argentino Mariano Jinkis de quien consignaron su identificación impositiva. El caimanés Jeffrey Webb (ex presidente de Concacaf, también arrestado el 27 de mayo del 2015) fue mencionado por mover unos $804 000 desde el 10 de diciembre del 2008 al 26 de diciembre del 2012. El nicaragüense Julio Rocha López, ex presidente del fútbol centroamericano aparece en el informe con una operación de poco más de $1400.

El reporte también incluyó al venezolano Rafael Esquivel, ex presidente de la Federación Venezolana de Fútbol y primer vicepresidente de la Conmebol; fue arrestado en mayo del 2015 por el FBI en Suiza. Según el informe, el hombre hizo un par de transacciones que totalizaron $42 700.

 

Las "Traffic Sports"

En todo el reporte, la empresa Traffic Sports USA Inc es la que más dinero movió. Hicieron 28 transacciones por un total de $6 565 791,98 entre el 6 de enero del 2009 al 25 de marzo del 2015. La firma daba como dirección Miami, Florida. Su gemela, Traffic Sports International movió otros $1 086 298,96 desde el 31 de julio del 2008 al 28 de mayo del 2015. Esta última empresa daba como dirección las Islas Vírgenes Británicas y otra dirección en Miami.

Aaron Davidson, presidente de Traffic Sports USA fue acusado el 27 de mayo del 2015 por múltiples cargos incluyendo soborno y lavado de dinero; su empresa fue declarada culpable en este caso.

 

Millones de dólares a cuentas personales

Canelazo es el nombre de un caballo de carreras que tuvo el matrimonio Leoz - Pérez y es también una empresa de portafolio que registraron el 4 de julio del 2007 en Bahamas con el nombre de Canelazo Limited, bajo el paraguas del Cititrust Bahamas Limited, subsidiaria del Citibank.

Ese mismo día 4 de julio del 2007 abrieron una segunda empresa: Mandio Limited. Por abrir ambas empresas pagaron apenas 720 dólares bahameños y de esta forma una módica empresa domiciliada en Nassau, capital de Bahamas, pasó a ser pantalla de una cuenta bancaria de millones de dólares del matrimonio Leoz - Pérez.

El miércoles 27 de mayo del 2015 titulares de todo el mundo anunciaron el operativo de la fiscalía de los EEUU, el arresto de seis dirigentes de la FIFA y la orden de captura de Nicolás Leoz, que estaba en Asunción. Los cargos: organización criminal, fraude masivo y lavado de dinero, entre otros. Apenas 19 días después, el 15 de junio, Nicolás Leoz abrió una cuenta en el banco Continental a la cual terminó transfiriendo toda la fortuna que estaba a cuenta de Canelazo en el extranjero.

En agosto, setiembre y octubre de ese mismo año repatriaron la friolera de $27 366 819,33. Para el retorno del dinero usaron al Citibank de New York y al Wells Fargo Advisor LLC y el banco local reportó que el dinero de la cuenta abierta en Paraguay era fruto de la cancelación de una cuenta de fideicomiso en el Citibank de Bahamas.

 

Las cuentas en Paraguay

Recién cuatro meses después del escándalo conocido como Fifagate, la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero de Paraguay (Seprelad) presentó su primer reporte a la Fiscalía sobre protagonistas que a nivel internacional ya tenían orden de captura y hasta pedido de extradición.

Fiscalía supo entonces que el matrimonio Leoz - Pérez tenía al menos unas 30 cuentas bancarias en cinco bancos: casi la mitad eran en forma conjunta de la pareja, dos eran solo de Nicolás Leoz, y al menos 11 solo de la señora Pérez. Del total, solo dos fueron identificadas como cuentas de Leoz con las hijas de su primer matrimonio.

 

Directo de la cuenta Conmebol

El 2 de junio del 2015 ABC Color publicó las primeras evidencias que indicaban que Leoz sacaba dinero de Conmebol y se depositaba en su cuenta personal. En base a ello, la Seprelad pidió acceso a documentaciones del Banco Do Brasil que lo confirmaron: solo en el 2005, Leoz se autotransfirió $2 504 876 desde la cuenta en dólares de Conmebol a su cuenta personal, ambas Banco do Brasil.

Según el reporte, este banco se negó a proveer las documentaciones de respaldo alegando que la tenencia de las mismas no era obligatoria por estar fuera del plazo. Entre el 2005 y 2006 hubo otras 33 operaciones que salieron de la cuenta de Conmebol y fueron a parar a la cuenta de Leoz. Y en el 2007 hizo una movida mucho más arriesgada: sacó $1 819 522 en una sola operación.

En el 2008 y 2009 volvió a autotransferirse otros $19 975 000 desde la cuenta de Conmebol a su cuenta particular.

Un resumen asegura que entre el 2010 y 2015, Nicolás Leoz envió a cuentas bancarias en el extranjero unos $6 032 195 (Citibank de Estados Unidos y a la First Clearing LLC que ofrece servicios financieros a la Well Fargo Bank, sic, según el reporte) y recibió unos $10 294 093 de países como Francia, Suecia y Suiza. Su esposa transfirió al extranjero unos $5 109 072 (a un familiar en Colombia, a una cuenta en Suiza) y recibió $83 016 de una dirección de Rio de Janeiro, montos consecutivos fijos de $1800.

 

Volaban al extranjero

Una vez que el dinero de Conmebol llegaba a las cuentas personales del matrimonio Leoz - Pérez, grandes fortunas volvían a salir casi inmediatamente a cuentas bancarias en el extranjero a través del Banco do Brasil de New York. Algunos de los países adonde se giraba el dinero eran: Estados Unidos, Canadá, Suiza, Panamá, Colombia e India.

Iban al Royal Bank de Canadá, donde el matrimonio Leoz - Pérez tenía dos cuentas, una conjunta y otra solo a nombre de Maria Clemencia Pérez. También iban a otras cuentas conjuntas en el Citibank, a una cuenta “CheParaje” en el Merril Lynch Bank Suisse SA (Suiza) y a la cuenta Ypacaraí INC del Bank Julius BAer and Co Ltd de Suiza.

El reporte que está en la Fiscalía dice que del total de $6 032 195 que Leoz se transfirió entre el 2010 y el 2015, dos grandes transferencias por valor de $5 000 000 fueron enviadas a EEUU. También María Clemencia Pérez envió al exterior un total de $5 109 072, de los cuales $4 700 000 fueron remitidos a Suiza, a las cuentas conjuntas del matrimonio entre los años 2013 y 2014.

 

El dinero que venía de afuera

El informe que la Fiscalía paraguaya tuvo en sus manos en el 2015 confirmaba las gruesas sumas de dinero que entraban del extranjero a las cuentas de Nicolás Leoz. El dinero venía no solamente de parte de empresas acusadas de sobornar a autoridades de la FIFA para obtener contratos y beneficios. Gran parte del dinero venía de cuentas bancarias que el propio Leoz abría en el extranjero. Arco Business Developments es una de las empresas que depositaba directamente en las cuentas de Leoz y fue denunciada por la fiscalía norteamericana; cuando la empresa Torneos firmó su acuerdo con el Departamento de Justicia de los EEUU admitió que Arco Business estaba vinculada a ellos.

Otras empresas acusadas por la fiscalía norteamericana también depositaban grandes sumas en la cuenta oficial de Conmebol en el Banco Do Brasil: TT Sports Marketing Ltda depositó un total de $36 757 240 durante los años 2010 al 2013 en un total de 21 operaciones, usando cuentas de Lloyds Bank PLC, Credit Suisse Zurich de Suiza y de las islas Caymán. Full Play también usaba el Hapoalim Bank Ltd para depositar plata así como Traffic utilizó el Delta National Bank para transferencias por total de $22 999 860.

La empresa TT Sports Marketing LTd de Estados Unidos también depositó unos $10 675 000 en Itau en el 2013 mientras que DATISA SA también envió unos $26 999 700 a la cuenta de Conmebol Competiciones. En esta misma cuenta se depositaron otros pagos de Full Play Group entre 2014 y 2015 por unos $2 799 900.

Fuente: Mabel Rehnfeldt, ABC Color

 

e-max.it: your social media marketing partner