Amílcar Mantilla estuvo sancionado por la Conmebol. Ahora espera reintegrarse a la FEF como miembro del directorio. Archivo

Fútbol Internacional, 11 de octubre 2020

 

La Conmebol levantó las suspensiones que pesaban sobre Amílcar Mantilla, Carlos Galarza, Vicente Murillo, Alfonso Murillo y Édison Ugalde. Ocho semanas duró el castigo –originalmente de doce– impuesto a los miembros del directorio de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) que, junto con Jaime Estrada, quien era vicepresidente, votaron por remover de la presidencia a Francisco Egas, el 24 de abril anterior. Sobre la sanción a Estrada no hubo pronunciamiento de Conmebol.

Galarza confirmó el levantamiento de la sanción, pero evitó hablar al respecto por recomendación de su abogado.

Mientras, Mantilla, quien representa al fútbol amateur, dijo que se ha hecho justicia. “No violamos ninguna disposición del Código de Ética de la Conmebol. Se hizo justicia y nosotros, creo, actuamos en estricto apego a derecho; eso al margen de que si la decisión fue mala o buena, cumplimos con los estatutos”, le aseguró a EL UNIVERSO.

Mantilla negó que vuelva con ánimo de desquitarse. “No tengo ninguna intención de revancha, con nadie; al contrario, asumo las cosas como son. Reitero mi compromiso de trabajar, en mi caso, específicamente por el fútbol amateur y en forma general por el fútbol profesional y ecuatoriano”.

Sobre el destino de Estrada, Mantilla explicó: “Es lamentable que Conmebol no se pronuncie. Es un gran ser humano, una persona decidida, con mucho conocimiento y mucha solidaridad. Su intención no fue hacerle daño al fútbol ecuatoriano ni a nadie”.

El vocal de la FEF anunció que desea reunirse con Egas. “Superados todos estos problemas, habría que reunirse con el presidente Egas para llegar a acuerdos, hacer compromisos de trabajo, de respetarnos en las funciones y, sobre todo, hacer una dirección colectiva en beneficio de nuestro fútbol”.

 

Reintegrarse

Una vez levantada la sanción de Conmebol, los cinco miembros del directorio de la FEF esperan retomar sus cargos. “Mi disputa fue fundamentalmente por defender los intereses del fútbol amateur. Si se resuelven, yo no tengo problemas absolutamente con nadie. No tengo una bronca personal con el presidente Egas ni con los miembros del directorio que no estuvieron de acuerdo con nosotros”.

Mantilla insistió: “Necesitamos que se nos aclaren algunos temas que no conocemos, que se apliquen los correctivos a las cosas que no están bien llevadas. Habrá que sentarse a conversar y por eso públicamente solicito una reunión con Egas y con los demás miembros del directorio para aclarar las cosas, antes de iniciar nuevamente esta nueva etapa. Creo que todos nos cansamos de una confrontación que dejó muchas heridas”.

 

‘Como adultos’

El quiteño reveló que luego de tomar la decisión de remover a Egas, medida que ratificó un congreso extraordinario el 1 de mayo pasado, “me sentí perseguido y mediáticamente linchado. Uno no es que se olvida, pero hay intereses superiores y como personas adultas debemos sentarnos a resolver nuestras diferencias”.

Sobre los cargos que tenían los directivos suspendidos, Mantilla dijo: “Debemos resolverlos en este nuevo escenario. Obviamente, habrá que respetar las funciones que la gente del directorio venía cumpliendo, o habrá que conversar en qué forma se reestructuran las comisiones y el manejo interno de la FEF”. Dirigente pide que se revise la designación de las comisiones. 

Fuente: El Universo

 

e-max.it: your social media marketing partner