Archivo

Internacional, 16 de septiembre 2020

 

"Un mundo desorganizado" se llama el estudio que la Junta de Monitoreo de la Preparación Mundial, creada en 2017 por la Organización Mundial de Salud (OMS) y el Banco Mundial (BM), en el que califica de "fracaso colectivo" al accionar que tuvo el planeta para prevenir y enfrentar la pandemia de coronavirus.

No se dio la "prioridad correspondiente" a este tema, y ahora el mundo enfrenta una crisis que deja más de un millón de fallecidos y pérdidas por varios billones de dólares. "El mundo no estaba preparado para una emergencia sanitaria de tal calibre, y que no puede permitirse el lujo de no volver a estarlo cuando llegue la próxima epidemia", advirtió la Organización de Naciones Unidas (ONU) en una publicación.

La Junta cuestionó que en un mundo "extremadamente bien interconectado" en la economía, el comercio, la información y los viajes, la "falta de cooperación multilateral" haya perjudicado la comunicación entre países para evitar el avance mortal que tuvo la covid.

Por eso, mientras no se mejoren estos aspectos, el mundo no estará seguro ni listo para una próxima pandemia, se advirtió.

“Se prevé que las consecuencias socioeconómicas a largo plazo de la COVID-19 durarán décadas, y en el escenario conservador del Banco Mundial se estima una pérdida de ingresos de diez billones de dólares para las generaciones más jóvenes como resultado de los déficits educativos relacionados con la pandemia”, recordó el informe.

Por eso se mencionó la necesidad de tener liderazgos responsables, ciudadanías comprometidas, sistemas sólidos de salud pública e inversión constante para evitar que el planeta sea tan vulnerable ante una pandemia como la provocada por esta enfermedad.

Fuente: El Universo

 

e-max.it: your social media marketing partner