Prueba esta fácil y delicosa receta sin necesidad de usar aceite.

Internacional, 12 de septiembre 2020

 

A todos les gusta las papas fritas, especialmente cuando están en su punto, calientitas y muy crocantes, con la pizca justa de sal y listas para servirlas. El único inconveniente es que para freírlas necesitamos mucho aceite y dejan de ser tan saludables.

El aceite es lo que más se utiliza para las frituras como las papas francesas, tocino, alitas de pollo o deditos de queso.

Las frituras en general afectan a la salud ya que suben el colesterol, engorda demasiado y afecta al sistema circulatorio. Ante esta probelmática, te presentamos una opción para hacerlas sin aceite pero igual de crujientes y ricas.

 

Para esta receta debes tener horno en casa.

Ingredientes:

  • Papas
  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
  • Sal

 

Preparación

  1. Pela las papas y las cortas en bastoncitos de un centímetro (más o menos) de grosor.
  2. Ponlas en un bol y sumérgelas en agua fría con hielo unos 15 minutos para que suelten el almidón.
  3. Pasado este tiempo, escúrellas y sécalas bien con un paño de cocina o con papel absorbente.
  4. Cuando estén bien secas, ponlas en un bol, agrega una cucharada de aceite de oliva y remuévelas con las manos para que se impregnen bien.
  5. Forra con papel de hornear una bandeja de horno. Extiende todas las papas bien para que no se monten unas con otras y no se peguen. Ahora añade la sal.
  6. Con el horno precalentado a 180º C cocínalas 25 minutos.
  7. Cuando lleven 15 minutos voltéalas. En el momento que veas que están hechas y tiernas, sube la temperatura del horno a 250º C y finalmente, hornéalas 5 minutos más.
  8. Un truco secreto para asegurarnos que estas papitas nos queden crujientes es colocar hielo en el agua para que pierdan más almidón. Pruébalas. 

Fuente: El Universo

 

e-max.it: your social media marketing partner